Catedra Libre De Derechos Humanos

UCV

El derecho a la protesta

Posted by clddhh.ucv en enero 7, 2012

“No tendremos desarrollo sin seguridad, no tendremos seguridad sin desarrollo y no tendremos ni seguridad ni desarrollo si no se respetan los derechos humanos”
(Annan, 2005)

El derecho a la manifestación pacifica está consagrado en la Constitución Bolivariana de Venezuela de 1999, en su artículo 68 el cual establece: “Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley. Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias toxicas en el control de las manifestaciones pacificas. La Ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden publico”

La protesta se ha convertido en un tema cotidiano y se observa un incremento importante en los últimos años. Estas han incluido las formas lícitas tradicionales, pero también novedosas formas de manifestación (Acosta, 2007). Las principales motivaciones son: solicitudes de tipo laboral, reclamos por servicios públicos, por el derecho a la educación, por la inseguridad, reclamo de justicia y reclamos de tipo político, entre otras.
Veamos los siguientes datos:

Gráfico N° 1. Número de protestas y manifestaciones reprimidas (1995-2009). Fuente: Espacio Público y Provea (2010)

Mención especial merece la marcha de 11 de abril de 2002 (11A-2002) la cual condujo a un fatal desenlace con 19 personas muertas, decenas de heridos y a una serie de hechos que cambiaron momentáneamente el curso del mandato del Presidente Chávez. La marcha fue convocada por diferentes factores de oposición y desviada hasta el Palacio Presidencial en Miraflores con la intención de solicitar la renuncia del Presidente. Sobre lo que ocurrió después hay por lo menos dos versiones: para los seguidores del Presidente fue un golpe cívico-militar, mientras que para la oposición fue un “vacío de poder”, una vez que el General Lucas Rincón anunciara en cadena nacional, que: “Se le solicitó al Sr. Presidente de la República la renuncia de su cargo, la cual aceptó”. Posteriormente, el 14 de agosto de ese año, en sesión plena, el Tribunal Supremo de Justicia desestimó la propuesta de golpe militar y la causa quedó por tanto sobreseída.

Siguiendo los datos del Gráfico N° 1, en el año 2009 se registraron 3304 manifestaciones, siendo el mayor número de protestas registrado en la historia reciente del país, con un 5.9% de manifestaciones reprimidas (194), aunque proporcionalmente en el año anterior hubo un porcentaje mayor de represión.

Otros datos importantes de ese año, son los siguientes: 435 personas resultaron lesionadas, 754 detenidas, y se contabilizaron 7 personas muertas en estos contextos de protestas, cuatro por actuación de los organismos de seguridad del Estado y tres por acciones violentas ejecutadas por particulares. Por otro lado, en los últimos cinco años hay aproximadamente unas 2300 personas sometidas a juicios penales, entre estudiantes, campesinos, trabajadores y habitantes de zonas urbanas. De éstos, se le declararon orden de encarcelamiento a 16 trabajadores y un estudiante.

Como se observa en el Gráfico Nº 1, la gran mayoría son manifestaciones pacificas, las reprimidas están representadas por la línea roja, donde actúan funcionarios responsables del control público, que muchas veces cuentan con la anuencia y estimulo de las más altas autoridades del gobierno.

Al respecto, es importante citar las palabras del Sr. Presidente de la República, dirigidas en una alocución en cadena nacional de radio y TV en enero 2009, en la cual señaló lo siguiente:

“Ministro del Interior, écheles gas y disuelva cualquier guarimba, no podemos comenzar mostrando debilidades como gobierno, no podemos. Hago responsable de esto al vicepresidente, al Ministro del Interior y al Comandante General de la Guardia Nacional… ¿Qué quieren, que vaya yo a dirigir un pelotón para disolver la manifestación? No podemos permitir a nadie que tranque una avenida o una calle o una autopista, así que a estos grupitos direccionados por el imperio se los digo, y doy la orden de una vez, no hace falta que me pidan permiso, ya di una orden, no hace falta que dé permiso, cada quien asuma su responsabilidad…Se lo digo al comandante de la Policía Metropolitana y sino hay que quitarlo de ahí y poner a alguien que asuma con autoridad, los policías no pueden estar ahí como unos pendejos a los que le escupen la cara y los atropellan… A partir de este momento, el que salga a quemar un carro, a quemar unos árboles, a trancar una calle que le echen gas del bueno y me lo meten preso. Si no lo hicieran me raspo a los jefes responsables, me los raspo a toditos, lo dije y lo vuelvo a repetir: el Chávez pendejo se quedó en el 2002. No voy a permitir, por debilidades de ningún tipo, que cuatro escuálidos nos embochinchen el país que tanto nos ha costado echar adelante. No van a poder con nosotros, no van a poder quemar el cerro el Ávila, no van a poder con el pueblo ni con esta revolución. (Tomado de: El Universal. Disponible en: http://www.eluniversal.com/2009/01/17/pol_ava_presidente-instruye_17A2196347.shtml [en línea 18 de abril 2010])”

Después de este discurso fueron utilizados gases lacrimógenos para la disolución de manifestaciones y amplios despliegues de efectivos de la Guardia Nacional, además de la ballena y el rinoceronte (carros antimotines que echan agua a presión), también ordenados por el presidente (Alocución del Presidente Chávez enero 2009 ; El Nacional 17-01-2009).

Un elemento que llamó la atención en las manifestaciones, fue el uso de una garra de hierro por parte de la Guardia Nacional en una protesta de estudiantes en enero-2010 (ver siguiente fotografía) La protesta que reunía a un nutrido grupo de estudiantes de distintas universidades, tanto públicas como privadas, reclamaba el respeto de la libertad de expresión, los derechos ciudadanos y el cese a la violencia por parte de los organismos del Estado.

“Garra de hierro” utilizada en manifestaciónTomado de: www.el-nacional.com [en línea: 26 abril 2010]

Si bien, el instrumento señalado no fue utilizado para la represión directa de la manifestación, fue expuesto frente a los estudiantes como se evidencia en la fotografía. Las opiniones y acciones no se hicieron esperar, una vez que el diario El Nacional presentó la fotografía en primera plana en la edición del día siguiente a la manifestación y puesta de inmediato en la versión digital del diario, del cual otras fuentes electrónicas se hicieron eco.

Al respecto, Liliana Hernández, directora de Cofavic, y el Observatorio Hanna Arendt, ONGs dedicadas a la defensa de los derechos humanos y al estudio critico de los procesos políticos del país, al igual que voceros de partidos políticos y sociedad civil, hicieron un llamado a las autoridades para evitar el uso desproporcionado de la fuerza y la utilización de armas ilegales en el control de las manifestaciones.

Por su parte, el gobierno a través del jefe del Comando Regional Número 5 de la Guardia Nacional Bolivariana, informó que tal instrumento denominado por ellos “garrampiño” no se usa para reprimir, sino para el despeje de vías obstaculizadas y que la difusión de la fotografía constituyó un irrespeto, dolo y una clara intención de perjudicar al componente de la Guardia Nacional por parte de los medios de comunicación.

Por otra parte, el parlamentario oficialista Earle Herrera, en un programa de TV emitido por un medio del gobierno, señaló que el hecho formaba parte del terrorismo mediático practicado por los medios de comunicación privados para crear pánico en las familias, destruir la revolución y los procesos de integración impulsados por el gobierno venezolano. Argumentos similares fueron utilizados por otros funcionarios oficialistas y por la Defensoría del Pueblo. En consecuencia, al periódico El Nacional se le abrió una investigación ante el Ministerio Publico por la difusión de la fotografía (Fuente: noticias24.com).
Existen también otra fuente de violencia política: la generada entre los grupos políticos contrapuestos. Hay manifestaciones donde han hecho presencia bandas de choque, grupos motorizados en ocasiones portando armas (casi siempre de manera ilegal) que se agreden mutuamente y alteran el buen desarrollo de las manifestaciones. Algunos están identificados como grupos que apoyan al presidente y, vestidos de rojo, irrumpen en las manifestaciones porque se sienten “protegidos” para la acción.

Yorelis J. Acosta

UCV


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: