Catedra Libre De Derechos Humanos

UCV

Remedios viables para las víctimas

Posted by clddhh.ucv en febrero 16, 2012

PRIORIDAD:

Remedios viables para las víctimas

 

Ser víctima del delito o de violación de derechos humanos (ddhh) no es una cualidad o característica de la persona, más bien es una consecuencia de experimentar algún padecimiento o daño indeseado derivado de un hecho definido como delito o violación de ddhh en un momento y espacio determinado. Es un concepto relativo porque puede variar de una sociedad a otra pues, entre otras cosas, va a depender de los bienes jurídicos que cada sociedad decida proteger en un momento dado, además, es dinámico porque una víctima de un hecho puede ser victimaria de otro y, sobre todo, porque no es una condición permanente y estática, en tal sentido, debemos sensibilizarnos para aprender a identificar quién es la víctima en cada caso concreto y cuáles son las herramientas más efectivas para que la persona pueda recuperarse de las consecuencias derivadas de su victimización. Por supuesto que lo principal es reducir, en lo posible, la cantidad y calidad de las victimizaciones que se produzcan en una sociedad; sin embargo, también es fundamental ofrecer remedios viables, post facto, cuando la prevención no resulte adecuada para evitarle a las personas llegar a ser víctimas.

En la época de la justicia privada, la víctima decidía la respuesta  más apropiada al conflicto que le ocasionaba algún daño, su papel era central; sin embargo, con el  aumento de  la complejidad de la sociedad y la evolución de los sistemas de justicia, el Estado fue gradualmente asumiendo un papel preponderante en el proceso de justicia relegando a la víctima a un papel secundario, neutralizándose su participación. Fue, en la mitad del siglo XX que se empezó a aumentar la conciencia de la importancia de rescatar a la víctima de ese papel de “persona olvidada”  en la administración de justicia y la sociedad, reconociéndosele ciudadanía al dotarla de derechos y deberes. Desde entonces se inició un proceso mundial para convertir a la víctima en una prioridad en las políticas públicas y privadas de cada país que ha compartido esta necesidad de trabajar a favor de esta causa, con la idea de reducir el sufrimiento y dolor humanos de tantas personas en el mundo.

La experiencia de muchos países ha mostrado que una manera efectiva de orientar muchas de las necesidades de las víctimas es establecer programas que provean apoyo social, psicológico, legal, medico y financiero para ayudarlas dentro de las instituciones de justicia y de asistencia social. En Venezuela, a la víctima debe brindársele acceso a la justicia, trato digno y respetuoso, indemnización económica, protección (a su seguridad y confidencialidad) y servicios para su recuperación. Incluso, a la victima de violación de ddhh, el Estado debe ofrecerle rehabilitación y compensación económica. Sin embargo, en nuestro país, la solidaridad por las víctimas es, aún, superficial y simbólica, a pesar de que la delincuencia e inseguridad ciudadana están cada vez más en el centro del debate público, de que a las víctimas se les ha reconocido como sujetos de derechos y de que se han creado instancias para velar por sus derechos y facilitarles el cumplimiento de sus deberes. Es preciso evaluar los avances obtenidos en el país en beneficio de las víctimas para identificar aquéllos que sean viables;  me atrevo a afirmar que son muy pocos los remedios que hemos generado que nos han permitido mejorar su seguridad y reducir su victimización.

Debería haber cada vez menos víctimas; sin embargo, no es así, cada vez hay más víctimas, no sólo porque se diversifican, especializan y fortalecen las actividades ilegales glocalmente,  sino porque los límites entre éstas y las legales aparecen muchas veces desdibujadas, dificultándose la identificación de los actores: víctimas y victimarios o porque no se le ofrecen a éstos las condiciones humanas necesarias para evitarles tal situación o garantizarles sus derechos.

Necesitamos convertir a las víctimas en una prioridad de las políticas nacionales, estadales y municipales del país, afirmar día a día sus derechos, y sentir compasión por ellas. También debemos tener presentes a los victimarios, quienes muchas veces se convierten en víctimas, sin tener el más mínimo derecho: ni como uno ni como otra. Si en nuestra sociedad hubiera un interés auténtico por las víctimas, nos indignaríamos ante tanta indiferencia y procuraríamos replantear la seguridad bajo criterios de sostenibilidad, es decir, buscaríamos los remedios más viables a corto, mediano y largo plazo a las demandas de seguridad y justicia de todas las víctimas, aunque también sean victimarios. Un ejemplo sería,  un condenado que sea lesionado en la cárcel: es victimario por ser condenado y, a la vez,  víctima del delito de lesiones: debemos reconocerle sus derechos humanos específicos como victimario y como  victima de tal delito, de lo contrario también será una víctima de violación de sus derechos humanos, y así podríamos seguir en la cadena de victimizaciones para las que necesitamos encontrar remedios viables para tanta pena e inconvenientes.

Una sociedad en la que  sea prioritario garantizar los derechos de todos, tendrá cada día menos víctimas. Es en el balance de los derechos y deberes de víctimas y victimarios que podremos encontrar justicia, transformar los conflictos, y aspirar a construir una cultura centrada en la paz.  Por eso es tan importante reconocer los derechos en la legislación así como también encontrar las vías más adecuadas para que los mismos sean una realidad en lo material.

Aprovechamos esta oportunidad para invitarlos al próximo Simposio Internacional de la Sociedad Mundial de Victimología (SMV), a realizarse en la Haya entre el 20 y el 24 de mayo de 2012.  Pueden  consultar la información para su participación en la página web de la Sociedad: www.worldsocietyofvictimology.org, allí se encuentra un link para la página oficial del Simposio: http://www.14thsymposiumwsv.nl que ofrece todos los detalles del evento y la manera de registrarse como participante, reservar su hotel y solicitar un espacio para presentar los resultados de sus investigaciones en sesión de taller o presentar su programa y las actividades en forma de afiches, impresos y video como “poster presentación” o “cartel de presentación”. Por primera vez, la Sociedad Mundial de Víctimología ofrece esta información con una herramienta para la traducción de la página al español!!. Igualmente es importante saber que en el simposio las ponencias principales serán traducidas, de manera simultánea, al español para su mayor comodidad.

Por otra parte, Annette Pearson, vicepresidenta de la SMV, residenciada en Colombia nos señala que  podríamos organizar un taller en español si hay,  por lo menos,  tres personas que quieran presentar trabajos en español. Si usted quisiera dar a conocer los resultados de sus investigaciones victimológicas en español,  es posible solicitar un espacio al Comité Científico.  

 

 

 

María Josefina Ferrer C.

mjferrerc@galac.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: