Catedra Libre De Derechos Humanos

UCV

El Arte de los alimentos como un Derecho Humano “Inspirado en la película Ratatouille de Disney”

Posted by clddhh.ucv en abril 18, 2012

Cronología de los Sentidos

“Comer es todo un asunto de emociones

La primera impresión frente al plato, debe ser tan importante que no exista una segunda para remediarla. Cabe preguntarse cómo juegan nuestros sentidos, al memento de consumir nuestros alimentos, pues la respuesta es muy sencilla, juguemos partiendo del primero de ellos “La Visión”, nuestros ojos ven el  platillo, conos y bastones llevan información a la retina, que posteriormente es conducida por el  nervio óptico, y nervios del tallo encefálico, y finalmente la corteza visual donde se produce la respuesta de visión hacia los alimentos. El color es algo determinante en las comidas, el color es parte de la forma, porque, es en esa policromía donde descansan los sentimientos y es a través de ella por donde las ideas toman rumbo a la armonía”

Miguel Sánchez Ramera. El Autor en pocas palabras ha señalado lo importante que es el enamorarse del platillo, de cada plato diferente antes de consumirlo y es que “Ningún hombre conoce nada más allá de su experiencia”.

Jhon Locke, tal como lo expresa el autor en su pensamiento, pareciera que  vegetarianos o no, todos siempre estamos abiertos a probar cosas diferentes, pongamos un ejemplo, supongamos que esta vez le tocó el turno a una opción más natural “La lechuga, para especificar un ejemplar”. Ahora bien, cómo juega el “Olfato” en lo que respecta al platillo, el epitelio olfatorio, envia la información al nervio olfatorio, y posteriomente al bulbo olfativo, enviando este ultimo rápidamente el olor a nuestra corteza cerebral, y allí es donde desde una perspectiva específica pensaremos rápidamente, “su olor es delicioso lo quiero probar YA” . Muchas veces un platillo no es otra cosa que la Evocación de recuerdos enterrados en los confines de nuestra memoria. Es decir, Las emociones que nos genera un plato muchas veces derivan de un recuerdo

. Recuerdos que fácilmente cobran vida en nuestros pensamientos al sentir directamente el sabor del platillo y este juego continúa con el gusto en cada bocado. En el “Gusto”, las papilas gustativas nos permiten apreciar el sabor donde participan fundamentalmente los nervios facial, glosofaríngeo y vago que llegan a través de una vía especifica a la corteza cerebral donde es permitida la sensación del sabor. Por otra parte, percibimos la textura de nuestros alimentos mediante la participación de otro nervio que es el nervio trigémino, el cual transporta ese estímulo hasta la corteza cerebral, donde es percibida la textura de los alimentos. Y finalmente este juego acaba con el sentido de la “Audición” ya que también juega un papel muy importante a la hora de la percepción de los alimentos, de tal manera, que el sonido de los mimos provocan una sensación de profundas emociones donde participa la coclea. Esta ultima “lleva el vestíbulo a través del nervio vestíbulo-coclear” hacia la corteza cerebral y nos permite escuchar los alimentos que se consumirán”.  Y es que no podemos dejar de afirmar que “Un buen pan no se conoce ni por su sabor ni por su olor, sino por el sonido de la corteza”, y si bien es cierto que nuestras reservas fisiológicas se agotan con el pasar de los años, también es muy cierto que un buen apetito nos acompañará con el pasar de los años. No olvidemos que nuestra memoria es basta y nuestra capacidad cerebral prácticamente infinita. Tal como lo expresa Ann Noble “Déjenme darles una noticia mala y otra buena: dispónganse a experimentar una pérdida progresiva del olfato a partir de los treinta años, pero prepárense también para disfrutar cada vez más del olor de sus recuerdos”. Lo explicado con anterioridad no es más que un derecho constitucional que se debe respetar. No olvides que ninguna persona debería padecer hambre porque existe un derecho internacional que nos protege. ¡Todos tenemos derecho a alimentarnos! Y los gobiernos tienen la obligación de crear las condiciones necesarias para que podamos ejercer nuestros derechos ciudadanos.

“Entender al comensal en todo su entorno humano, en sintonía con los sentidos”

Agradecimiento a Lucero Badra. Estudiante del Tercer Año de Medicina“UCV”.

Yoseling Badra

Estudiante de Tercer Año de Derecho “UCV”

Encargada de Extensión en la Cátedra Libre y Voluntariado en Derechos Humanos UCV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: