Catedra Libre De Derechos Humanos

UCV

La delgada línea entre la Libertad y el Libertinaje

Posted by clddhh.ucv en octubre 31, 2012

Por: Carmen T. Flores F

Estudiante de 5° año

En La Escuela De Derecho

UCV

       Probablemente una de las cosas más fáciles en la actualidad es buscar la definición de un término; basta solamente con escudriñar un diccionario, preguntar a un amigo o  incluso usar la tecnología y simplemente teclear en el ya bien conocido google. Pero a pesar de estas facilidades que nos entrega la era moderna, a muchos les cuesta entender que significan realmente y caemos en el grave error de usar el poder que tienen las palabras solamente bajo nuestra conveniencia,  sin molestarnos en reflexionar un momento sobre ellas.

Quizás el caso más emblemático es el de una palabra que esta en boca de todos;  luchamos por ella, vivimos por ella  y morimos por ella si es necesario, hablo obviamente de la “Libertad”. Según el Diccionario de la Real Academia Española, podemos definirla de esta manera: “f. Es la capacidad que tiene el ser humano de poder obrar según su propia voluntad, a lo largo de su vida. Por lo que es responsable de sus actos. ” Una definición muy bonita, pero lastimosamente poco entendida.

Desde hace muchos siglos, los seres humanos reclamamos, exigimos y defendemos el derecho primordial de ser libres, nos aseguramos que aparezcan en Constituciones, Tratados, Leyes, Manifiestos, Reglamentos, paredes, muros, pinturas, canciones o esculturas, que nos aseguren que pase lo que pase se nos garantizará el ser libres para desarrollarnos de la mejor (o peor) manera que dicten nuestras conciencias, libres para movernos,  libres para decir exactamente lo que queremos decir y para ser quienes queremos ser, libres para hacer lo que quiera que queramos, cuando lo queramos y donde quiera que queramos. Pero ¡Un momento! ¿Esto es efectivamente la libertad? ¿La libertad realmente cae en un simple concepto de hacer con el mundo y con la vida lo que mejor nos parezca? Muchas personas que han  sostenido esta ideología, se apoyan mayormente en la antropología del existencialismo sartriano, según la cual estamos condenados a ser libres, y  no dudan en afirmar que: “El hombre es meramente como él se concibe”.

Esta actitud ante la existencia  del  Ser Humano, mejor conocida como “LIBERTINAJE” se manifiesta tajantemente en el preciso momento en que se pierde la conciencia, y las acciones que se realizan se basan en impulsos y no en la razón. Esto no es más que  el comportamiento irrespetuoso de la ley, la ética o la moral de quien abusa de su propia libertad con menoscabo de la de los demás. Es simplemente aquella persona que permanentemente es esclavo de sus pasiones, las cuales lo llevan a pensar que sus decisiones no tienen consecuencias, y en caso de tenerlas, cualquier otra persona puede encargarse de ellas.

La modernidad considera la libertad un bien imprescindible para el hombre moderno que rehúye todo tipo de esclavitudes, pero que es incapaz de comprender, desgraciadamente en muchas ocasiones, que pese a lo que cree y dice, vive en ellas y de ellas: por eso muchos hablan de las esclavitudes del llamado mundo libre. ¿Se sabe de verdad lo que es la libertad? ¿Sabemos dónde radica o cuanto se ha luchado para conseguirla? Como muchas veces ignoramos las respuestas a estas interrogantes, nos creemos libres cuando en realidad vivimos encadenados en el libertinaje.

Creo firmemente que la raíz primordial de la Libertad como derecho humano fundamental, radica en la aceptación del propio ser, en la búsqueda incansable de su progreso apoyado en las normas éticas y morales.  Libertad es el entendimiento que los extremos son ciertamente nocivos, y que los limites así no nos gusten están establecidos, pero por sobre todas las cosas que tu derecho termina donde comienza el de los demás y que en el preciso momento en el cual un ser humano “abusa” de su libertad esta se vuelve la prisión de otro.  Libertad es simplemente asumir las responsabilidades por las decisiones tomadas y  el reparo de los daños causados al momento de ejecutarlas.

Finalmente considero que el poeta latino Quinto Horacio Flaco (65 AC-8 AC) ha dado quizás uno de los atisbos mas claros de que significa realmente ser libre y lo expresa de la siguiente manera: “¿Quién es libre? Libre es  el sabio que puede dominar sus pasiones, que no teme a la necesidad, a la muerte ni a las cadenas, que refrena firmemente sus apetitos y desprecia los honores del mundo, que confía exclusivamente en sí mismo y que ha redondeado y pulido las aristas de su carácter.”

Una respuesta to “La delgada línea entre la Libertad y el Libertinaje”

  1. Daniel Echeverria said

    Excelente razonamiento, felicitaciones a los abogados o futuros de la UCV.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: